Manual Crecer Protegido

En el 2010 eran 102 mil los adolescentes entre 15 y 17 años que trabajaban, de los cuales 39 mil lo hacían en condiciones inaceptables. Además, siete de cada diez menores de edad que trabajaban declararon que les gustaría ser profesionales y universitarios cuando fuesen adultos. Sin embargo, era probable que muchos de ellos no lograran concretarlo si continuaban ejecutando actividades peligrosas, expuestos a accidentes que podrían afectar su capacidad física y alterar su desarrollo personal. Esta realidad llevó a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en conjunto con la ACHS a impulsar la realización de un manual dirigido a las empresas, empleadores y tomadores de decisión, con el objeto de difundir los aspectos que considera la contratación de adolescentes en sus organizaciones.

Manual Crecer Protegido

Solución propuesta: Uno de los desafíos que nos propusimos en acuerdo con nuestros clientes fue desarrollar un manual que tocara la fibra emocional de nuestro público objetivo. Para conseguir este ambicioso objetivo, tomamos el proyecto de forma completa, lo que nos permitió incidir en las decisiones estratégicas tanto en el contenido, como en el diseño.

Algunos aspectos relevantes que involucró el proceso de crear el Manual “Crecer Protegido” son los siguientes:

  • Definimos tres capítulos principales: “Contexto”, “Acciones” y “Complementos”.
  • En el capítulo de “Contexto” se realizó un esfuerzo importante por dar las cifras claves para que se comprendiera la realidad, pero sin caer en hacer un detalle extenso y tedioso. Usamos una infografía central que diese a conocer las cifras y le permitiera al usuario entender a través de ella las distintas aristas de esta temática.
  • Para generar cercanía, empatía e identificación, incluimos 10 testimoniales a distintos actores de la sociedad, desde una madre, un futbolista, un filósofo, una ministra de Estado, etc. A cada uno de ellos les preguntamos su opinión sobre el trabajo adolescente y qué medidas sugerían para ser aplicadas en las empresas. El proceso de hacer las entrevistas fue muy interesante y emocionante, y a nosotros como equipo innovacom nos permitió preparar todo para generar el siguiente capítulo.
  • En el capítulo “Acciones” nos centramos en crear diez acciones que las organizaciones podían aplicar para proteger a los adolescentes trabajadores. Todas fueron ideas simples y sencillas, que nacieron de las entrevistas y del proceso de reflexión y creación en el que estuvimos involucrados como equipo innovacom.
  • La acción número 10 se llamó “Comparta este manual” y llevaba adosado un afiche desplegable con un resumen de las diez acciones. El objetivo fue que este manual pudiera tener un alcance más amplio y si era necesario dar a conocer el tema a otro ejecutivo o en la empresa, pudiese instalarse este cartel en el diario mural. Al final del manual, se agregaron tres afiches extras, con este mismo fin.
  • En el capítulo “Complementos” se incorporó información que era relevante, pero que no quisimos incorporar al inicio, ya que lo central de este manual eran las diez acciones.
  • Lo último que realizamos fue bautizar el manual. Después de una lluvia de ideas, el nombre elegido fue “Crecer protegido”. Quisimos entregar un mensaje positivo y esperanzador respecto a los adolescentes, con la confianza de que las empresas pudiesen comprometerse en su protección.
  • El tono de los contenidos fue escrito en tercera persona, con un fuerte énfasis en la cercanía, en generar un vínculo más sensible con los líderes que están dentro de las empresas chilenas. Para ello, elaboramos frases motivadoras, que generaran un sentido especial y emotivo al discurso entregado.
  • En este proyecto trabajamos con el ilustrador Alberto Montt.
  • El alcance de “Crecer protegido” se expandió y atravesó las fronteras chilenas. Fue adaptado para otros países de América Latina e impreso en Ginebra con una versión en inglés.
  • “Crecer protegido” ha sido y sigue siendo uno de los proyectos más queridos por el equipo de innovacom, pues disfrutamos la experiencia de ser parte de una iniciativa con tanto sentido, un trabajo que genera un aporte a la sociedad chilena y al mundo. Además, que se generó unambiente de trabajo muy especial entre los participantes de ACHS, OIT e innovacom, lleno de humanidad, de apertura al aprendizaje, de trabajo bien hecho y profundo respeto ¡Gracias a Alejandro Rodríguez e Irma Ruiz de Gamboa en ACHS, y a María Jesús Silva y Andrés Yurén en OIT!

 
crecer-protegido_02
crecer-protegido_03
crecer-protegido_04
crecer-protegido_05
crecer-protegido_06
crecer-protegido_07
crecer-protegido_08
crecer-protegido_09
crecer-protegido_10
crecer-protegido_11
crecer-protegido_12
crecer-protegido_13
crecer-protegido_14
crecer-protegido_15
crecer-protegido_16
crecer-protegido_17
crecer-protegido_18
crecer-protegido_19
crecer-protegido_20
crecer-protegido_21
crecer-protegido_22