En cuanto tenemos un tiempo libre, tomamos el celular y navegamos sin rumbo en nuestras redes sociales. Sin buscarlas, nos encontramos con una de esas imágenes que nos sorprenden, nos identifican, nos emocionan ¿Qué es lo que tienen que nos hacen compartirlas y hablar de ellas? Son seductoras, interesantes, atractivas, relevantes. Se trata de los microcontenidos en redes sociales, que en tan sólo 8 segundos tienen la misión de capturar la atención y enamorar a los usuarios.

Actualizaciones de estado que nos hacen detenernos y reflexionar. Videos de no más de 20 segundos que nos hacen reír y enternecernos. Fotos con mensajes que nos inspiran. Juegos de ingenio que nos dejan pensando y nos relajan. Infografías y esquemas que nos ayudan a comprender algo nuevo. Los microcontenidos en redes sociales son piezas cruciales que hoy utilizan las marcas para nutrir a sus comunidades, aumentar las tasas de interacción y fortalecer el engagement.

Se definen como contenidos breves de alto valor en cuanto a su significado, calidad y nivel de seducción, y que tienen por objetivo atraer a los usuarios a las redes sociales de una marca. Actualmente, vivimos en un ambiente de “infoxicación” y las personas buscan encontrar algo que les haga sentido y los remezca, además de que no les implique gran esfuerzo para digerir la información. Es por ello que los microcontenidos son una gran oportunidad para que las marcas conecten e interactúen con las personas y con aquello que les interesa y les importa de forma rápida y sencilla.

Razones de por qué nos enamoramos de un microcontenido

Cuentan una historia emocionante: Hoy las marcas deben encontrar algo en común con sus usuarios a través de historias arquetípicas que posibiliten conectar con las personas desde lo emocional. De esta forma, nos identificamos con lo que nos están contando, sentimos emociones diversas, nos movilizamos hacia la acción y el cambio. Un buen ejemplo de ello es Nike, que usó el concepto “Encuentra tu grandeza” para conmovernos con casos comunes y corrientes, usando videos breves y emotivos, inspiradores. Revisa aquí algunos de ellos:

Son divertidos: ¿Quién no se ha reído cuando ve ese video de la bebé a la que no le pueden cortar las uñas y su papá muere de risa (https://goo.gl/T15AEK)?, ¿o la pequeña que se enoja y cuando sabe que la están grabando posa para la cámara (https://goo.gl/0yUueh)? Miramos videos, los disfrutamos y las marcas lo saben. El microcontenido audiovisual debe ser lo más corto posible y hacernos vivir una experiencia, ya sea de aprendizaje, emotiva o de entretención. Oreo tiene varios ejemplos con animaciones muy pegajosas, que han sobrepasado incluso las 14 millones de reproducciones:

Nos inspiran: Si vamos a tener a las marcas en nuestro timeline, necesitamos que nos aporten estímulos que nos ayuden a crear, a darnos un respiro de la rutina diaria y a inspirar nuestra mente y corazón. Qué buena sorpresa es encontrarnos con esa frase que nos encanta, con ese posteo que logra sorprendernos y que nos impulsa a continuar de mejor forma la jornada.

goodprint

Aprendemos: Una forma común de microcontenido son las infografías o esquemas infográficos, que permiten que las personas comprendan visualmente un tema en pocos segundos. Las marcas han comenzado a usarlas cada vez más, porque entienden que los usuarios buscan aprender de forma significativa y obtener algo de valor para sus vidas cuando se encuentren con la marca.

Captura-de-pantalla-2015-10-20-a-las-10.45.20

Lo que NO queremos que hagan los microcontenidos:

Hay que ser prudentes y utilizar estas piezas de forma apropiada, sino terminan agotando y aburriendo debido a su mal uso. Por eso les recomendamos no hacer lo siguiente:

• Que sea publicidad: Cuando los usuarios detectan que están frente a una imagen publicitaria, interactúan poco o casi nada, no comparten ese contenido y tienen muchos menos me gusta y favoritos. Hoy las personas buscan conectar y una marca que sólo quiere vender no es de las más queridas en las redes sociales. Hay que hacer el esfuerzo por crear contenidos de valor agregado que inspiren a las audiencias y que si bien pueden promocionar un producto, debe ser siempre a través de lo emocional.

• Que tenga demasiado texto: Los post con más likes en Facebook son aquellos que contienen una imagen y no más de 70 caracteres. En twitter pasa lo mismo, los tuits que están acompañados de algo visual presentan una mayor tasa de interacción. Por eso, queremos más imágenes y textos resumidos, bien digeridos, que no nos hagan trabajar cuando estamos relajándonos en las redes sociales.

• Que sea negativo: Las noticias están llenas de negatividad, muchos de nuestros amigos en las redes sociales son ácidos críticos de la contingencia. Y la verdad es que esperamos que las marcas nos ayuden a estar mejor, a sentirnos con más armonía y tranquilidad. Por favor, nada de malas noticias, queremos mensajes positivos y esperanzadores.